dimarts, 18 d’octubre de 2016

Vuelo 27 de La Radiosfera



Esta semana La Radiosfera ha regresado, tras un parón de 3 años y medio. En nuestro viaje hemos recorrido canciones de los Artic Monkeys, Muddy Waters, Miz, David Bowie, un Mashup de Oasis y Green Day. Además, nuestro amigo August Marovan nos ha traído uno de sus famosos expedientes, con el que hemos revivido lo mejor de Bob Dylan, el reciente premio Nobel de Literatura.

¿Estáis preparados? En marcha http://www.ivoox.com/radiosfera-programa-027-18-10-2016-audios-mp3_rf_13371946_1.html

dilluns, 27 de juny de 2016

Y si no, nos enfadamos...


Hoy os quiero hablar de Bud Spencer, un mito de mi infancia que nos hizo reír con sus sonoros puñetazos, su rostro serio y su actitud ruda, pero casi siempre tranquila. Protagonizó casi 20 películas con su inseparable Terence Hill e hizo las delicias de peques y mayores con sus papeles en "Le llamaban Trinidad", "Bombardero", "Y si no, nos enfadamos...", "Banana Joe", "Soldado de fortuna", "Dos super-policías" o "Quien tiene un amigo, tiene un tesoro". Es obvio que sus películas eran todo lo opuesto al cine de autor o intelectual, pero indudablemente consiguió que el pueblo italiano (y español... e incluso europeo) se sintiese identificado con ese tipo a quien las cosas le solían ir mal, pero que siempre tenía un momento para ayudar a quienes más estaban sufriendo. 

Igual que los hermanos Marx, igual que el Landismo o que la saga de Torrente, consiguió crear un género propio, el de las películas de Bud Spencer, que podían no ser un alegato cinematogràfico de primer orden, pero desde luego llenaban salas de cine y te hacían reír sin pretensiones durante una hora y pico. Y en realidad, lo mejor son los recuerdos que tiene uno de cuando veía películas de este hombre en el salón de casa, en mi infancia de los años 80. 

Ayer 27 de junio de 2016 nos dejó. Siempre le recordaremos, o por lo menos, con este post lo intentaremos, con esa sonrisa entre tímida y socarrona y con la mano bien abierta para repartir mandobles a cascoporro. 

dilluns, 11 de gener de 2016

Adiós, David Bowie



Esta mañana me ha despertado mi buena amiga Mar Martínez @maruchicorleone para darme la triste noticia de que ha muerto el artista que más me ha afectado personalmente, David Bowie. Su influencia en mi vida ha sido titánica. En mi postadolescencia (entre los 17 y 25 años) me afectó tremendamente de mil y una maneras. Le descubrí gracias a Pep Blanch, uno de los dueños del local Pub 2000 de Camprodón. Me prestó un CD doble recopilatorio y no pude parar de escucharlo durante todo el fin de semana. En mis programas de radio, en mis cuentos, en mi carrera profesional siempre ha tenido un lugar destacado de algún modo. En el estudio de radio de la universidad, recuerdo una conversación con una buena amiga, Marga Ortuño, con quien conversamos el día que falleció otro gran músico, George Harrison, sobre qué ocurriría si falleciese algún día Bowie. Los momentos en los que ha estado presente en mi vida podrían llenar una guía telefónica entera. Su valor como músico, aparte de como artista en sí, deben valorarse como de influenciador. Muy pocos músicos han tenido una infuencia tan grande en sus compañeros de profesión como David Bowie. La lista de artistas afectados por cualquiera de sus mil caras es interminable, en cualquier país del mundo, en cualquier época posterior a los años 70. ¿Quien no ha cantado alguna vez Space Oddity o algún tema de Ziggy Stardust, como "Starman" o "5 Years", o el "Heroes" de su etapa berlinesa, o "China Girl", "Let's Dance" o "Ashes to Ashes" en los años 80, o de su renacimiento electrónico en los años 90 con el maravilloso disco Outside? ¿O incluso, quien coño no ha cantado alguna vez "Ch-ch-ch-ch-Chaaaanges"?

Hoy el mundo de la música es un poco más gris. Ha muerto un genio, ha muerto un mito. Descansa en paz, querido amigo. Has sido y serás siempre parte de mi vida.

Homenajes y recuerdos

Durante todo el día hemos podido ver y leer decenas de homenajes y reportajes póstumos. Dejo quí reflejados algunos de ellos.

- El primero, un artículo magnífico de @brunogalindo en El Estado Mental, sobre el último año del artista http://www.elestadomental.com/diario/my-death
- El videoclip del tema "My Death", versión de un clásico de Jacques Brel, mencionado en el artículo anterior.

- Homenaje del programa "Sofá Sonoro" de la Cadena SER. http://cadenaser.com/programa/2016/06/24/sofa_sonoro/1466780342_843587.html
- Recopilatorio de noticias y fotogalerías en RTVE.es, que no es poco http://www.rtve.es/noticias/muere-david-bowie/
- ElDiario.es realiza un resumen disco a disco de los LPs del artista http://www.caninomag.es/david-bowie-disco-a-disco/
- Colección de sus mejores canciones en Spotify via El Confidencial https://play.spotify.com/user/eccultura/playlist/126umioQ1LQlB4UVn5QSQO
- Una absurdidad musical muy cañí, el "Odisea Espacial" de los hermanos Calatrava parodiando el "Space Oddity" de Bowie https://www.youtube.com/watch?v=71IvxWYPAiw&feature=youtu.be
- Un simple tuit, pero que he querido conservar, de @ChicaPanero https://twitter.com/ChicaPanero/status/686459149136314368
- Un artículo de Estrella Digital, sobre el artista británico. http://www.estrelladigital.es/articulo/artes/bowie/20160111120955267380.html
- El crítico musical de El País, Diego Manrique, realiza su personal homenaje al Duque Blanco http://cultura.elpais.com/cultura/2016/01/11/actualidad/1452515141_394905.html?id_externo_rsoc=TW_CM
- El País recoge las principales reacciones de las redes sociales sobre la muerte del artista http://verne.elpais.com/verne/2016/01/11/articulo/1452499399_538254.html?id_externo_rsoc=TW_CM
- El cineasta David Trueba describe la escenificación del adiós de Bowie, tras publicar su último disco en su columna semanal http://elpais.com/elpais/2016/01/11/opinion/1452526432_191003.html?id_externo_rsoc=TW_CM
- El perfil de innovador tecnológico de Bowie, en technologyreviews.es http://www.technologyreview.es/negocios/49009/descanse-en-paz-david-bowie-pionero-de-internet-y/
- El legado de Bowie en la ciencia ficción de todo el mundo http://hipertextual.com/2016/01/david-bowie-ciencia-ficcion
- En Noviembre Rafa Cervera realizó un perfil del misterioso artista británico http://cultura.elpais.com/cultura/2015/11/01/actualidad/1446402421_326206.html
- Un tuit de otra gran artista, Madonna https://twitter.com/Madonna/status/686474254431432704
- Algunas de las ropas que vistió el artista, recopiladas por 20 minutos. http://blogs.20minutos.es/trasdos/2016/01/11/obituario-david-bowie/
- Una ilustración de Tito Morello, sobre la muerte del artista:

- Un poco de humor. Diario de Noticias publicaba hoy un artículo sobre el artista, hablando de su último disco, aunque el titular no podía ser más desacertado, ya que sin saberlo lo publicaron el día de su muerte https://pbs.twimg.com/media/CYb1LITWsAAPknn.jpg
- Una encuesta en la revista Rolling Stone, sobre los mejores preferidos de los lectores http://www.rollingstone.com/music/pictures/readers-poll-the-best-david-bowie-albums-20130116
- También en Rolling Stone, 10 de las mejores versiones hechas sobre temas de Bowie. Recomiendo especialmente la de Beck. Si conoces la versión original, no tiene precio. http://www.rollingstone.com/music/videos/10-stellar-david-bowie-covers-20130515
- La artista @Kim homenajea a Bowie con un gif en el que muestra todas las caras del artista en 3 escasos segundos https://twitter.com/kim/status/686451827110367233/video/1
- El diari Ara dedicó en 2014 el suplemento RAR al artista de Bristol https://twitter.com/diariARA/status/686506113626451968
- Un artículo del New York Times, hablando de David Bowie y Marc Bolan http://timesmachine.nytimes.com/timesmachine/1971/07/11/91304467.html?pageNumber=142
- Reportaje en vivo de Publinews sobre las informaciones sobre el fallecimiento de David Bowie http://www.publinews.gt/mundo/adios-a-david-bowie-en-vivo/nZspak---zvUxdRAawSANx97vIKeXTw/
- Bowie inspiró una moneda local en su barrio londinense de Bristol http://www.elsalmoncontracorriente.es/?Monedas-diferentes-que-generan-una
- Y finalmente, como resumen, este tuit de @ladypalo https://twitter.com/ladypalo/status/686481838966222848

diumenge, 18 de gener de 2015

El funeral que siempre soñé

Hace casi una semana, un tipo al que admiro por su forma de ser, el gran Alberto Sanz me pasó su último post, titulado "La banda sonora de mi funeral". Quería compartirlo con vosotros porque me parece un artículo brillante de una persona no menos brillante que su creación. Leedlo insensatos. 

Habiéndolo leído os diré que coincido con él en la extraña peculiaridad de que pensé hace años cómo debería ser mi funeral. Sin llegar al nivel de detalle del amigo Albert, sí planeé como él montar una fiesta, en la que la gente se olvidara de que yo ya no estaba allí. Obviamente no podría celebrarse el día del entierro, ni en lugar de él, sino una o varias semanas más tarde, con las aguas calmadas y con el ánimo suficiente como para que mis seres queridos estuvieran en ánimos de beber, bailar, beber, sonreír, beber, pasarlo bien, beber o, simplemente, cogerse una buena cogorza a mi (ya por entonces inexistente) salud. 

Mi viuda, una mujer gato del planeta Briggia, haría un emotivo y breve discurso, recordaría alguna de mis manías para hacer sonreír a los presentes e invitaría a los mismos a olvidar las penas por unas horas. Tocaría una banda canciones de Queen y David Bowie, además de una selección del mejor indie pop británico entre los 90 y 2040 y un popurrí de los mejores temas de los 70 y los 80. Lo cierto es que la música no debería ser lo importante, sino que mis familiares y amigos lo pasasen bien en una prestigiosa sala de fiestas de un caro hotel y con barra libre para todos. Strippers para ellos y boys para ellas (o viceversa), cerrarían una noche épica que acabaría en lujuria y en concepciones de nuevos seres, cerrando el maravilloso ciclo que la vida y el eterno retorno de Nietzsche han planeado para nosotros, los minúsculos seres humanos. ¿No sería maravilloso?

Aunque a la hora de la verdad... puede ser que al final sólo fuese una octava parte de la gente invitada y que a la hora y media sólo quedasen cuatro o cinco personas en una sala oscura y algo triste, tomando una copa y escuchando a un DJ de tercera regional pinchando Georgie Dann, la Macarena o "Soy una rumbera" de Melody. Y alentando a la peña con el micro, en plan animador. Un travestí viejuno y andrajoso, arrugado y resacoso, apenas una mala copia de Carmen de Mairena, cantaría los peores éxitos de Isabel Pantoja posteriores a su encarcelación y las más aburridas rancheras de Bertín Osborne. 

El mundo no será tan maravilloso como yo había planeado, pero poco importará, porque para entonces yo seré cenizas en el viento...

diumenge, 12 de maig de 2013

Constantino Romero, se apagó la voz

Si hay una voz que ha destacado en el doblaje español del siglo XX esta ha sido sin duda la de Constantino Romero. Este albaceteño ilustre ha dado forma sonora durante cincuenta años a los protagonistas de las mejores películas del pasado siglo. Entre otros, ha doblado a actores como Clint Eastwood, Roger Moore, Arnold Schwarzenegger, Donald Sutherland, Sean Connery, William Shatner y a personajes como malvado protagonista de Star Wars, Darth Vader, el capitán James T. Kirk de Star Trek, el duro policía Harry el Sucio, el robot asesino Terminator o el replicante rubio de Blade Runner, Roy. Pero aunque fue sin duda el doblador por excelencia de este país, su carrera profesional comenzó en la radio, en Radio Barcelona de la Cadena SER, y fue un excelente actor teatral que actuó en La Tienda de los Horrores, La Orestiada o, su mayor éxito, Sweeney Todd, entre otras.

También fue un prolijo presentador de televisión entre 1985 y 2009 en cadenas de la importancia de Televisión Española, Antena 3, CMT o Telemadrid, presentando programas como "El Tiempo es oro", "3x4", "La Parodia Nacional" o "Pasapalabra". Son muchas las frases memorables que dobló, gracias a su profunda voz y a su exquisita pronunciación. Se le recuerda especialmente por Darth Vader, pero creo que es inolvidable este tramo final de "Blade Runner", en el que Roy, antes de morir, habla sobre la fugacidad de la vida. Descansa en paz, maestro. Hasta siempre. 


dissabte, 13 d’abril de 2013

Sí, Ministro

En los años 80, como en los años 10 del siglo XXI, los políticos conservadores dominaban y gobernaban a su antojo. Igual que hoy en día, la austeridad económica, el liberalismo inhumano y las desigualdades estaban al orden del día. Pero no era todo tristeza, pobreza y lamentos, ya que una serie alegraba las vidas de los ciudadanos, a la vez que les educaba en las acciones de gobierno y política. Una serie de la BBC, no precisamente conservadora, fue elegida por la Maggie de Hierro como su serie favorita. Por la Primer Ministra y por miles de ciudadanos que nada tenían que ver ideológicamente con ella. "Sí, Ministro" (y su secuela  "Sí, Primer Ministro") es una excelente serie de televisión que analiza la vida de un ministro de Asuntos Administrativos, Jim Hacker (interpretado por Paul Eddington), quien es habitualmente manipulado por su Secretario Permanente, Humphrey Appleby (a quien daba vida magistralmente el actor Nigel Hawthorne), y asistido por el honesto y a menudo irónico Bernard Woolley (interpretado por Derek Fowlds), quien a menudo se veía entre la espada y la pared de uno y del otro. 

Una serie magistral que desgrana los entresijos de la política, las tácticas burocráticas, los intereses enfrentados y el resultado de todos ellos que, prácticamente nunca benefician a los ciudadanos. "Sí, Ministro" no es sólo una serie absolutamente actual, a pesar de haber sido filmada en los años 80, sino también la demostración de que se pueden hacer buenas series humorísticas sobre el perverso mundo de la política, que diviertan y eduquen a la vez. Este es un ejemplo (en inglés) de cómo discuten el Ministro y su Secretario de Gabinete sobre un tema político como son las subvenciones.


dimarts, 26 de març de 2013

Yann Tiersen, por Rocío Alfaro


Hace un tiempo que me venía rondando por la cabeza pedir a algunos amigos tuiteros que me ayudasen a llevar adelante este bonito blog, en el que podéis encontrar curiosidades sobre música, televisión, cine y otros géneros culturales. El primer tuitero en colaborar es Rocío Alfaro @Soy_Chocoeyes, quien aparte de pianista, tuitera y un diamante en bruto, es una apasionada de Yann Tiersen. 

Raro es que el que no haya oído hablar de Amelie, y hereje musical aquél que no haya escuchado ya su banda sonora compuesta por Yann Tiersen. Una cosa quiero dejar clara: no voy a hablar más de esa película, ni de esa banda sonora. Eso era únicamente una introducción. Etiquetar a un músico esta categoría por una banda sonora es reducirlo al máximo y decir que te gusta sólo por ella comparable a adorar a Ewan McGregor si sólo has visto Moulin Rouge.

Tiersen es cantante, pianista, violinista, guitarrista, acordeonista y, sobre todo, compositor. Aunque el francés es un músico minimalista, comenzó en un grupo de rock, dato que deja intuir en algunas canciones, con un estilo más psicodélico en las que la guitarra eléctrica se mimetiza con delicados sonidos producidos por pianos de juguetes, percusiones sencillas y violines estruendosos. Además, aun siendo un compositor principalmente instrumental, ha tenido entre sus filas poniendo voz a sus canciones a la peculiar cantante, Claire Pitchet en canciones como “Rue de cascades” o en la banda sonora de “Good Bye Lenin!”. 

Merece la pena escucharlo, imbuirte en sus canciones y dejar que te lleve por las calles del París más clásico. Me quedaré con una de sus nuevas canciones que, a mi modo de ver, mejor describen quién es Yann Tiersen: “Happy days”. 


dimarts, 6 de novembre de 2012

Bruce Le (Un "Fake" de Leyenda)

Hoy hemos querido traer a este blog un personaje digno de recordar (o de olvidar, según se mire). Tiene el mérito de ser uno de los primeros y más descarados "fakes" de la historia del cine. Su nombre real era Wong Kin Lung, pero fue mundialmente conocido como Bruce Le (Sí, sí, habéis leído bien, Bruce LE, con una sola E).


Es sin duda uno de los mayores caraduras del cine de artes marciales. No fue el único pero sí uno de los más descarados en utilizar el fallecimiento del mítico Bruce Lee para labrarse un nombre en lamentable género de las pelis de artes marciales de serie Z. Y es que Bruce Le participó y protagonizó en una treintena de películas con nombres tan sutiles como "Return of Bruce", "Bruce and Shaolin Kung Fu", "My name called Bruce", "Bruce Le's greatest revenge" o, quizá el título de película más lamentable, "Re-enter the Dragon" (en referencia al film "Enter the Dragon" de Bruce Lee). Y es que este impresentable personaje incluyó la palabra "Bruce" en el título de casi 20 de sus películas. Aunque es obvio que todo el mundo sabía que Bruce Lee había muerto y que este tipo era un impostor, el hecho de incluir su nombre en el título en prácticamente todas sus películas parece una táctica tan obscena como chabacana. 


Repito que no fue el único en utilizar el nombre del mítico actor para fines personales, de hecho, participó en  "The Clones of Bruce Lee", uno de los más lamentables films de artes marciales en el que Bruce Le (el fake) participaba junto a otros tipos desvergonzados como Dragon Lee, Bruce Lai o Bruce Thai. Una troupe de personajillos que imitaban / parodiaban al clásico actor de artes marciales, sin llegarle obviamente a la suela del mocasín. En todo caso, aquí queda el recuerdo frikoso por unos Döpplegangers lamentables, protagonistas de películas de serie Z, equivalentes a lo que podrían ser las películas de terror de los años 50.  

Be Water My Friends...

dijous, 6 de setembre de 2012

Cowboy Bebop

Series de animación japonesa, las llamadas "anime", hay tantas como estrellas en el cielo, pero una de las mejores que he visto últimamente es una creada en 1998, Cowboy Bebop. tiene todos los ingredientes de una buena serie de ficción: Humor, acción, un romance atormentado y unos cuantos detalles de pequeños detalles maravillosos.

La Banda sonora, compuesta por la gran Yoko Kanno, merece una mención aparte. Con una trepidante sintonía de inicio, "Tank", y una melancólica canción de despedida, "The Real Folk Blues", esta serie completa y compacta cada capítulo de las aventuras de Spike, el protagonista de la serie, y su guñón compañero Jet (además de otros invitados que se irán sumando a la fiesta). 

"The Real Folk Blues" de Yoko Kanno. 


Spike y Jet son dos cazarrecompensas del espacio a quienes las cosas no van tan bien ellos podrían desear, pero casi desde el primer capítulo demuestran tener un encanto especial que les hace entrañables para el espectador de la serie. A diferencia de otras series, el argumento de Cowboy Bebop no se alarga indebidamente con capítulos extra o segundos episodios innecesarios, son únicamente 26 capítulos de los que vale la pena no perderse ninguno. De los que vale la pena esperar al final del capítulo para escuchar una voz en off que nos dice casi siempre "Hasta la vista, Cowboy del espacio".


diumenge, 8 d’abril de 2012

The Walking Dead

... o cómo equivocarse con un final de temporada. Me explico. Pero antes, querido lector si no has visto el final de la 2ª Temporada de The Walking Dead, te advierto que este post contiene contenido que se puede considerar ¡¡¡¡SPOLIER!!! Es decir, mejor que no sigas leyendo. 

¿Qué consideramos un buen final de temporada? En este caso las opiniones son muy diversas. Igual que los culos, todos tenemos una. A mí personalmente no me ha entusiasmado el final de la 2ª Temporada de The Walking Dead, mi primer análisis es que el último capítulo debería haber sido el 12º, no el 13º. En primer lugar, porque dejas una trama con un final emocionante como pocos. Series como "True Blood" son expertas en ello, dejándote con las ganas para esperar con más ansia la siguiente temporada. Antes que nada, debo decir que The Walking Dead tiene una gran dificultad encima: Es una GRAN serie y de las grandes series se espera más que de las demás. El final del capítulo 6 de la 2ª temporada fue épico, con Shane (y más adelante el resto del grupo) disparando a los zombies del cobertizo de la granza de Hersel, en el que había los familiares de los granjeros, pero cuando ven a la pequeña Sophia salir del granero son incapaces de disparar. Ninguno de ellos es capaz de matar a una niñita-zombie que era uno de los suyos. Rick tiene que salir de nuevo al rescate y acabar con la pequeña. Los guionistas decían sin palabras eso de "Es mucho más fácil matar cuando no conoces a la víctima, ¿no es cierto?". Igualar un final como este es casi imposible en mi opinión, ya que es uno de los momentos más impactantes de la serie. 

Los actores protagonistas de The Walking Dead, haciendo un poco el burro. 
¿Pero porqué debería haber terminado en el capítulo 12? Creo que el 12 termina de forma más redonda. Acaba de morir Shane, uno de los personajes principales de la serie, y se acerca una horda de zombies al granero de forma incesante, dando a entender el caos que finalmente nos muestran en el cap. 13. Gran final. El 13º, por contra dedica la primera parte del capítulo a la destrucción y huida de la granja y la segunda en la reunión y partida del grupo. También importante, aunque poco creíble, por repentina, la transformación de Rick, quien de un líder bondadoso se transforma en un tirano de "aquí se hace lo que yo diga" como podría haber sido Shane. Es decir, se transforma en Shane. Además, vemos una fortificación que pronostica algo que descubriremos en la siguiente temporada, pero que tampoco supone un final de impacto como los que nos suele ofrecer esta serie (ej: la reaparición de Sophia, el asesinato de Otis o muchos otros). Por otro lado, me sorprendió la actitud de Sarah, reprochando a Andrea que no ayude a las otras mujeres a hacer "las tareas de la casa" y que lo que hace lo puede hacer "cualquier hombre". Joder, ni que viviéramos en los años 50. 

En fin, The Walking Dead es una gran serie, me apasiona y me encanta, aunque me esperaba otro final de temporada, sinceramente. Conclusión: El 13º debería haber sido el 1er capítulo de la 3ª temporada, no el último de la segunda.